En este artículo vamos a explorar la experiencia y conclusiones del bootcamp 2023 de Adviters, el mismo es un programa acelerado de 5 semanas donde, basándonos en determinados criterios, seleccionamos a 15 personas con conocimientos mínimos de programación que creemos que podían ser un buen fit cultural a la empresa. En esta capacitación les trasmitimos conocimientos de diferentes tecnologías para que puedan realizar un proyecto final donde aplican estas tecnologías de la mejor forma posible.  A partir de eso, a quienes cumplen con ciertos parámetros, tanto técnicos como soft, se les realiza una oferta laboral.

Objetivos del bootcamp

Como objetivo del bootcamp 2023 nos habíamos planteado que los participantes se formaran como desarrolladores full stack (los míticos full stack devs), a eso le sumamos fundamentos sobre metodologías ágiles (Scrum) y para que demostraran lo aprendido tenían que armar un proyecto final que era una aplicación empresarial “divertida”, es decir una aplicación de aspecto corporativo, pero con funcionalidades divertidas que no se puedan aplicar a ningún entorno laboral. La idea era que pudieran llevar adelante un proyecto pequeño, pero no que escribieran código con valor productivo y, sobre todo, que se divirtieran un montón haciéndolo

Contenidos del Bootcamp

Para cumplir con dicho objetivo planteamos el siguiente roadmap o lista de contenidos

  • Desarrollo Web (HTML, CSS y el amado-odiado Javascript)
  • Maquetado web
  • Fundamentos de diseño (Figma)
  • Git
  • React JS
  • Fundamentos de programación y fundamentos de programación orientada a objetos
  • Fundamentos de arquitectura de software.
  • Java
  • Spring Boot
  • APIs
  • Fundamentos de SQL
  • Liquibase
  • Metodologías Ágiles
  • Gestión de Proyectos
  • Como construir un MVP y presentarlo

La experiencia

El bootcamp comenzó, luego de aplazar la fecha de inicio a mitad de marzo. Previo a esto se realizó un trabajo super extenso de selección, ya que tuvimos poco más de 2000 postulaciones. Estas se resumieron en 100 postulados, a los cuales se los entrevistó de forma remota y luego, a 50 de ellos, se los invitó a tener un día de exámenes y fit cultural a las oficinas nuevas de Adviters.

De esos 50 candidatos se seleccionaron a 15 para participar en el bootcamp.

De 15, dos abandonaron y a 12 una vez finalizado el bootcamp se les realizó una oferta laboral.

Pero,  ¿cómo fue la experiencia? Bueno, vamos en orden más o menos cronológico.

Durante las primeras clases o en la primera semana y como pasa cuando un grupo de personas no se conoce y están experimentando algo nuevo y fuera de su zona de confort, casi nadie participaba y estábamos un poco asustados de que el contenido fuese aburrido o este mal o, peor aún, que no se entendiera.

Teníamos un problema y había que resolverlo para ayer, así que ¿cómo lo resolvimos?

Creamos un espacio que a falta de creatividad llamamos “espacio seguro” y consistía en cortar a las 16 hs o después de la clase del día y que el grupo nos cuente como fue su experiencia del día y como se sintieron con el contenido y los desafíos planteados.

Empezaron a hablar y ahí le dimos en el clavo como quien dice.

Esa primera semana se enfocó en explicar cuáles eran los contenidos que íbamos a enseñar, cómo se los iba a evaluar, cómo funciona el desarrollo de software a nivel empresarial y cómo funciona Adviters (quien hace qué y por qué)

Los contenidos vistos en esta semana fueron HTML, CSS y fundamentos de Javascript

A la segunda semana les enseñamos maquetado con Figma, React JS y Git, también sumamos un repaso de ambas semanas para reforzar. Además, los separamos en dos equipos de 7 personas porque un participante ya había abandonado la capacitación.

Pusimos un premio sorpresa y los hicimos competir con desafíos de código.

No fue buena idea, se sintieron presionados y tenían razón así que automáticamente dimos de baja esa modalidad y aprendimos para no repetirlo en próximas ediciones (aparte no tuvimos que pensar en un premio sorpresa porque no teníamos ni la menor idea)

A partir de la tercera semana comenzamos a trabajar con fundamentos de arquitectura, Java, SQL, APIs, ejercicios, etc. y así hasta que llego el día donde tenían que comenzar el proyecto final.

Si bien casi todos habían comenzado con ciertas tareas del Jira del proyecto, el acceso al Figma y las cards completas lo tuvieron unos 10 días antes de terminar el bootcamp.

El proyecto final estaba pensado para que no lo terminen en el tiempo estimado (algo que puede pasar en un trabajo como desarrollador) y que tuvieran que elegir como armar un MVP y entregar la mayor funcionalidad de forma prolija sin perder el foco.

Si bien costó bastante y nos enterneció un poco verlos preocuparse por las deadlines fue una experiencia de aprendizaje gigante tanto para los participantes del bootcamp como para quienes estaban dando clases o gestionándolo.

Tuvieron que aprender a lidiar con la frustración de no llegar o no tener todos los conocimientos para resolver las tareas necesarias para terminar el proyecto y de nuestro lado tuvimos que aprender o mejorar la forma en que los acompañamos para que nadie se rindiera y dejara el bootcamp y, a su vez, sean conscientes del valor que estaban agregando a sus proyectos.

Lo logramos, los chicos presentaron proyectos muy buenos y supieron defenderlos y nosotros aprendimos a acompañarlos mejor.

Nos podemos estar más orgullosos de la camada 2023 del bootcamp.

Conclusión y testimonios

Entre todos los que participamos del bootcamp, ya sea dando clases u organizándolo, hicimos una puesta en común y en general para todos fue una experiencia muy positiva y enriquecedora a nivel profesional, pero aún más a nivel personal.

Gran parte de esto se debe a que nos tocó un grupo excelente de personas, entusiasmados, colaborativos y respetuosos que supieron reírse con nosotros cuando nos equivocábamos y de ellos mismos cuando también se equivocaban, que escucharon y aplicaron lo que les intentamos transmitir y sobre todo se comprometieron con toda la experiencia.

Acá hay algunas conclusiones de quienes trabajaron el bootcamp del lado de Adviters:

“Mi experiencia como profesor en el bootcamp fue muy positiva. Tuve la oportunidad de trabajar con un grupo de chicos muy entusiastas y motivados por aprender. Si bien hubo algunos aspectos que se nos escaparon durante el proceso, la coordinación previa que tuvimos con el equipo de front fue fundamental y nos ayudó mucho durante el desarrollo del bootcamp.

Además, trabajamos en conjunto con los demás profesores para alinear conceptos y ofrecer a los estudiantes un mensaje unificado sobre cómo realizar las tareas. En resumen, fue una experiencia enriquecedora y gratificante, y me alegra haber sido parte de este proceso de aprendizaje.”

Juan Huenteman – Software Engineer

“El bootcamp realizado durante el mes de Marzo y Abril fue una gran experiencia no solo para los chicos que quedaron pre seleccionados, sino también para Adviters ya que para algunos miembros del equipo fue su primera experiencia exponiendo ante un grupo tan grande, permitiéndose también ponerse a prueba en sus propios skills. 

Dentro de los candidatos se pudo ver una gran dedicación tanto en el día a día como en el proyecto final lo que conllevó que el nivel de las diferentes personas fuera muy similar al final del bootcamp. Algo que se intentó buscar a partir de varias charlas dentro del bootcamp , además de mejorar los hard skills, fue ver como desempeñaban en el trabajo de equipo, lo cual hoy es algo muy importante para poder sacar un proyecto adelante.

Creemos que la expectativa que se tuvo en un principio fue cumplida y superada y, a partir de la experiencia y feedback provisto por todo el equipo, se pudo observar algunas mejoras que nos van a ayudar a continuar mejorando los bootcamps por venir.”

Mariano Betro – Client Service Manager

“En base a lo largo de los días que concluyeron el mes del bootcamp puedo decir que, aunque no fui yo la que estuvo en el equipo para ingresar, me sentí parte del mismo como si lo estuviera. Se creó un ambiente super alegre en la oficina, que yo considero que hicieron que ese mes se pase muy rápido.

Los profes me dieron la oportunidad de poder ver los trabajos y sentirme parte de este proyecto. En mi opinión gran parte del desarrollo, que desencadenaron los chicos hasta el final del mismo, fue porque las actividades y contenidos fueron óptimos para el impulso del crecimiento de cada uno de ellos, para que puedan mostrar todo lo que saben y más.

La verdad que estoy muy agradecida y fue una muy linda experiencia poder acompañar y ver la unión del equipo, brindándoles la oportunidad de poner en juego la sabiduría de cada uno a través de un mes de trabajo.”

Rocio Vetri – Administration Analyst

Gracias a todos los que participaron y a quienes ingresen a Adviters, estamos muy orgullosos y va a ser un gusto trabajar con ustedes.

Latest news

Check our latest articles to keep you posted!

FOPBA Digital: From Manual Process to Digital Transformation The healthcare […]
Why Programmer’s Day on the 256th Day? Written by Juan Pablo […]
My Experience with The Tool that Helped Me Improve Productivity […]