Cada empresa tiene su misión. Las empresas de software nos armamos alrededor de distintos tipos de proyectos, sea creando productos digitales u ofreciendo servicios de transformación digital. Pero una empresa no podría operar sin su recurso más importante: sus empleados. Detrás de cada producto, de cada parte de código, de cada integración, hay una persona sumando a la misión global del proyecto y de la empresa. Es por eso que el respeto por la individualidad de cada uno es un valor clave para cualquier empresa de esta era tecnológica.

La diversidad entre nuestros empleados es algo que se da naturalmente: todos tenemos diferentes experiencias previas, venimos de distintos lugares, sostenemos creencias propias que pueden no ser las mismas que el resto del equipo, y eso es lo que hace a un equipo tan rico. Está en cada líder y cada empresa sacar provecho de esa diversidad para crear desde el pluralismo.

La historia nos ha demostrado que el intercambio de ideas y culturas puede crear prosperidad y resiliencia, y eso no se aleja de la realidad corporativa en la que nos enmarcamos. Las empresas más importantes de Silicon Valley se han formado a partir de la diversidad, y la celebran aumentándola cada vez más.

Un congreso de líderes de empresas canadienses de 2016 logró listar las principales razones por las que la diversidad es tan importante como valor cultural. Estas son las tres principales:

  • Los clientes piden equipos inclusivos:

Cada vez hay más clientes, especialmente estadounidenses, que requieren explícitamente que los equipos a los que contratan para prestarles servicios contemplen la diversidad. Por la ley de oferta y demanda, incluso quienes no implementen la diversidad por motivos de responsabilidad social, deben adaptarse a las necesidades actuales del mercado y comenzar a tomar con seriedad sus políticas de inclusión.

  • La diversidad fomenta la productividad:

Cuando los empleados que son parte de minorías (mujeres, LGBT, entre otros grupos que generalmente no se ven representados) ven a otras personas en posiciones con más seniority o de liderazgo con las que se sienten identificados, van a tender a esforzarse por llegar a esas posiciones porque sienten que son alcanzables. Empresas lideradas por grupos históricamente privilegiados no suelen ser una opción a largo plazo para candidatos calificados que sienten que no encajan en la categoría.

  • Los equipos inclusivos muestran mejores resultados:

La diversidad implica efectividad: un equipo con diferencias tiene outputs más sólidos, los resultados finales son mejores y su nivel de compromiso es mayor. Cada vez más estudios muestran que los equipos heterogéneos son más productivos que los más homogéneos.

Promover la diversidad no es una tarea fácil, requiere de cambios culturales grandes e inversiones importantes, pero trae muchos más beneficios hacer este cambio que no hacerlo. Un buen punto de partida está en los líderes de cada empresa, que deben enfocarse no sólo en el resultado final, sino en el bienestar de sus empleados en el proceso, para asegurarse de que sean valorados y escuchados, y de esa manera no perder su valioso input.

Latest news

Check our latest articles to keep you posted!

Como les contamos en la primera parte, el primer webinar […]
El jueves pasado realizamos nuestro primer webinar, enfocado en herramientas […]
En Adviters fomentamos uno de nuestros valores principales a cualquier […]