Hay muchas formas de hacer las cosas. Incluso en la industria IT, donde se habla de innovación constante, hemos descubierto caminos que nos funcionan, y tendemos a basarnos en esas maneras previamente probadas para asegurarnos conseguir nuestro objetivo.

La tecnología actual nos permite crear nuevas soluciones, lo que fomenta que pensemos más allá de lo conocido para hacer que un proyecto funcione con un valor agregado. En Adviters no limitamos nuestras ideas, entendemos que, al pensar a lo grande, alcanzamos mejores resultados.

El principal interrogante con el que nos enfrentamos al intentar adoptar esta mentalidad es “¿por dónde comienzo?”. Estos son algunos consejos para dejar de limitar las ideas e ir un poco más allá:

  • Sé consciente del propósito:

Es fácil enroscarnos en el cómo si sólo pensamos en qué es lo que queremos conseguir. Es importante entender por qué vamos a hacerlo, eso nos orientará nuestra visión, nuestra forma de pensar y, en última instancia, de llevar a cabo lo que queremos hacer. Cuando hay un propósito, hay una motivación que hace que la creatividad fluya.

  • Atrevete a dar ese primer paso:

Para transitar cualquier camino, siempre hay que comenzar por un paso. No es tan importante quizás cuál sea ese primer paso, sino más bien darlo para ponernos en marcha e ir puliendo nuestra forma de caminar sobre la marcha. Sentir que las cosas se están moviendo, incluso si no sabemos bien hacia dónde, nos motiva naturalmente a seguir moviéndonos también.

  • Sé constante:

Hay días en los que sentimos que no tenemos la energía para avanzar y las cosas parecen no fluir. Es aún más importante seguir en movimiento en esos días. La constancia puede abrir puertas que parecían cerradas en un principio.

Fallar no debe desmotivarnos, sino alentarnos a ser creativos y adaptarnos.

  • No planees todo de antemano:

Una gran parte de la adaptabilidad que adquirimos al pensar a lo grande se da al no limitarnos. Sí, definir algunos pasos a seguir y planear lo más inmediatos, cuando menos, lo más prudente. Pero entender desde un comienzo que es más saludable para nuestra meta poder ir adaptando el proceso es la clave para no limitarnos.

  • Aceptá el fracaso:

Es posible que las cosas no salgan bien en un primer momento, pero es exactamente eso lo que nos impulsa a buscar alternativas y seguir pensando más allá de lo conocido. Fallar no debe desmotivarnos, sino alentarnos a ser creativos y adaptarnos ante las adversidades.

  • Que el cambio sea tu constante:

El condimento esencial para poder pensar más allá de lo estándar es adoptar el cambio como mindset. La mejora continua sólo es posible si aceptamos el cambio en vez de resistirlo.

Latest news

Check our latest articles to keep you posted!

Como les contamos en la primera parte, el primer webinar […]
El jueves pasado realizamos nuestro primer webinar, enfocado en herramientas […]
En Adviters fomentamos uno de nuestros valores principales a cualquier […]
?>